La soldadura es una disciplina que involucra múltiples clasificaciones y de allí se desprenden los diversos tipos que existen. En el caso de la soldadura autógena ésta es homogénea y se realiza sin metal de aporte, mezclando acetileno y oxígeno los cuales arden en la boquilla del soplete.

Este tipo de soldadura se utiliza comúnmente en la reparación de carrocerías aunque es más recomendada en la soldadura de latón. Incluso ha ganado terreno en la manutención, reparación, soldadura de cañerías de diámetro pequeño y manufacturas livianas.

Para llevarla a cabo es importante conocer y respetar las normas de prevención, seguridad e higiene para proteger al soldador, el objeto a soldar y las instalaciones donde se realiza la acción.

Los materiales que se ocupan para realizar una soldadura de este tipo son:

  • Cilindro de oxígeno
  • Cilindro de acetileno
  • Reguladores de presión
  • Mangueras
  • Válvulas de control
  • Soplete
Algunas de las ventajas de utilizar soldadura autógena son:

  • El equipo es portátil y económico
  • Puede emplearse en las cuatro posiciones para soldar: plana, vertical, horizontal y sobre cabeza)
  • Se pueden soldar metales de poco espesor; tanto ferrosos como no ferrosos

Si deseas conocer más del tema y lo que de que en Garle Online ofrecemos al respecto, comunícate con nosotros.

http://www.construmatica.com/
http://www.apuntes.eu
http://www.demaquinasyherramientas.com/